Consejos para la fiesta

¿De día o de noche?

Es lo primero que debes tener en cuenta a la hora de elegir tu look, ya que el protocolo no es el mismo. Si la boda es de día, solo pueden ir con vestido largo la novia y la madrina. Eso sí, las invitadas, a diferencia de las celebraciones de tarde/noche, sí podrán llevar pamela o tocado tan grande como quieran, siempre procurando que sean cómodos, pues no deberán quitárselo durante la comida.

Por la tarde noche los adornos en la cabeza deberán ser mucho más pequeños y discretos (nunca pamelas) para dejar todo el protagonismo al vestido que, en este caso, sí se recomienda que sea largo. Los pantalones y monos están permitidos tanto de día como de noche, aunque la pedrería, las lentejuelas y los brillos solo las podemos reservar para las citas de tarde.

Vestidos de día

El vestido de cóctel, que se caracteriza por su corte a la altura de la rodilla, o unos centímetros por encima o debajo de ella, nos puede servir para vestir con elegancia en un evento especial de mañana :boda, comunión, bautizo, etc. Hay todo tipo de modelos y diseños por lo que debes encontrar aquél que mejor le siente a tu figura y te haga lucir estupenda.

Podrás decantarte por escotes más o menos pronunciados, vestidos entallados, holgados, con vuelo, etc. Lo más importante es que te sientas confiada y segura de ti misma. ¡Recuerda!, cómo tú te veas y sientas será la forma en la que te verán y sentirán los demás.

  • El tejido del vestido es un factor que debes pensar en función de la época en la que estás y la fecha en la que vas a llevarlo. Para eventos que tengan lugar en verano, te aconsejamos usar vestidos de satén, lino o algodón, mientras que en invierno puedes optar por la lana o los tejidos brocados.
  • Nunca dejes de lado tu estilo personal a la hora de elegir un vestido de cóctel.

Hay vestidos de tirantes, sin mangas, de palabra de honor o, los más sofisticados, de manga larga o francesa, son muchas las opciones entre las que deberás buscar los trajes que reflejen tus gustos y personalidad. Aún así, algunos de los eventos para los que llevamos estas prendas requieren ciertas normas de protocolo por lo que es mejor evitar vestidos demasiado recargados y extravagantes.

Completa tu vestido de cóctel con accesorios que consigan darle vida a tu look como algunas joyas y, por supuesto, un bolso de mano.

Consulta nuestros vestidos de Fiesta

Vestidos de noche

Para dar forma a sus vestidos de noche, los diseñadores han encontrado la certera fórmula del éxito: la clave reside en la insinuación. Por eso, cortes estratégicamente realizados sobre escotes, que van del ‘V’ al barco, aperturas en las faldas o tejidos transparentes con los que envuelve el cuerpo dotan a las propuestas de un halo de feminidad sublime.

Los tejidos cobran una especial relevancia por el elaborado trabajo que se ha puesto en ellos. Cuentas de cristal, paillettes e incluso perlas decoran estos vestidos/joya.

4096

4096

Los complementos perfectos:

  • Los guantes cortos son los más apropiados si la manga es francesa, mientras que si llevas manga corta, escote palabra de honor o tirantes, lo más adecuado es elegir guantes largos.
  • Mezclar colores: no es necesario combinar los tonos exactos, será suficiente con que estos sean complementarios y creen un buen conjunto. De hecho, nos recomiendan que el ‘clutch’ (bolso) y los zapatos no vayan a juego.
  • Por el contrario, si tu vestido, mono o traje es bicolor o con estampado multicolor, añade un toque de alguno de los colores que lo forman en zapatos, cartera o tocado.Ponte pocas joyas: no olvides que “menos es mas”.Las madrinas pueden ir de corto, buscando tejidos nobles que les hagan destacar. Es mucho mejor esta opción que sentirse ‘disfrazada’ con un modelo largo.
  • Además, si eres madrina y la novia lleva un vestido fluido y con caída, lo ideal es optar por algo similar, evitando las faldas con volúmenes que eclipsen a la novia. Además, no es obligatorio que lleven mantilla, también están guapísimas y muy elegantes con tocados.
  • A la hora de elegir los zapatos, es mejor llevar unos tacones cómodos que “de repente” bajar de las alturas: las alpargatas son para la playa, y las bailarinas, para las prisas de la gran ciudad. Además, si la boda o el coctel es en un jardín, no descartes las cuñas o protectores de tacón para no hundirte en el césped.