CAPÍTULO IV: EL ATREZZO

Lo fundamental de una boda ya está conseguido: La iglesia, el banquete, los vestidos, invitados y el buen ambiente… pero todos intuimos, y más a día de hoy, que una boda no es lo mismo sin todo el atrezzo que se prepara con excelente mimo desde muchos meses antes. Y es que sabemos que al final donde una boda se la juega es en los pequeños detalles….

 

Las Invitaciones:

Dos meses antes del día “B” empezamos con el reparto en mano de las invitaciones, labor que queríamos hacer personalmente pero que supone una importante organización del tiempo, especialmente para hacerlas llegar a gente que vive lejos. Estas invitaciones fueron elaboradas y creadas por Carlos. Utilizando su ingenio, sacó su lado creativo y confeccionó nuestras propias caricaturas ¡Si! Se auto-caricaturizó…. quedaron la mar de divertidas y generaron todo tipo de comentarios. Prisma publicidad fueron los encargados de hacer la impresión y finalmente quedaron cerradas con una sencilla lazada.

 

 

El Seating Plan

Como no podía ser de otra manera, volvimos a recurrir a las caricaturas de Carlos para explicar en qué mesa se sentaría cada uno de nuestros invitados.

 

 

Asignamos las mesas con 8-10 personas y le atribuimos la caricatura de un famoso cantante o deportista, incluso a los niños también se les atribuyó un personaje. ¿Os acordáis de aquel Gallifante?

 

 

Añadimos nuestra historia en comic. ¿Recordáis el cómic de la pedida del que os hablé en el capítulo I?. Pues efectivamente, allí estaba también.

 

 

Decoración:

Los grandes espacios de la hacienda no necesitaban mucha decoración porque ya contaban con su propio encanto natural: Sus coloridas macetas de geranios y sus rosales, aún en una mañana de primavera hacían de aquel entorno una paleta de colores espectacular. Por nuestra parte poco que añadir: Creamos un photocall con la idea de romper con el tradicional “producto” que se oferta en las ferias. Únicamente contratamos el alquiler de las letras LOVE en Dekorania, elaboradas artesanalmente en hierro y mimbre y dotadas de luces led.

 

 

 

 

Además Rafa y Loli (unos amigos de toda la vida) nos regalaron nuestras propias caricaturas a tamaño real y lo que hicimos fue integrarlas dentro del photocall. Así todas las fotos que se llevaran nuestros invitados irían personalizadas y no habría duda de a qué boda pertenecían… un recuerdo inolvidable.

 

 

Añadimos unos pancartas en caballetes  en distintos rincones del jardín con mensajes “subliminares” que invitaban a los invitados a que se acomodaran. Por ejemplo: Lo mejor de la vida son los pequeños detalles. Toda esta cartelería personalizada fue obra de Carlos (carlicatura_fuentes en Instagram).

 

 

Para el momento loco de la foto dispusimos en una mesa una serie de complementos con instrumentos musicales, sombreros y demás artilugios que pronto empezaron a llenar de color el ambiente de la barra libre.

 

 

Regalitos

Es típico en bodas entregar, a modo de agradecimiento a los invitados, un pequeño detalle como recuerdo del enlace. Se nos ocurrió hacer algo solidario y fuimos a visitar al centro ocupacional Los Amigos de Alcalá la Real dónde se encuentran personas con distintas discapacidades y que día tras días realizan trabajos para su tienda El Mercado, ubicada junto al Palacio Abacial de Alcalá la Real, en la zona del Llanillo.

 

 

Elegimos una “Mota” (La fortaleza de la Mota es el monumento por excelencia de Alcalá) y ellos la hicieron en madera a la que posteriormente dieron color, quedando como resultado un bonito porta-móvil o tarjetero qué personalizaron con nuestras caricaturas. Es maravilloso ver como éstas personas y amigos ponen todo su empeño y corazón en cualquier cosa que hagan, por pequeña que sea. Estamos tremendamente agradecidos a todos los miembros del centro, así como al personal, dirección, etc…

 

También regalamos unas mochilas con el eslogan de la boda “toda bonita historia comienza con un sí, quiero” que fueron fabricadas con no-tedijo de Diseño Nt e impresas por Prisma publicidad.

 

El Postre

Este dulce bocado tan apetitoso fue obra de panadería dulcería La Tejuela. Nono, un magnifico pastelero que pone todo su amor a lo que hace y como resultado creó un dulce corazón de chocolate relleno de mousse que personalizó utilizando una galletita con nuestros nombres. Sinceramente nos sorprendió y nos conquistó. Además añadimos milhoja y helado para el disfrute de los más golosos.

 

 

 

Otro clásico de las bodas de hoy día que no puede faltar en ninguna celebración es la mesa dulce. En ésta ocasión estaba llena de originales y creativas tartas de chucherías de todos los tipos y clases: Barquillos, gominolas, nubes… todas ellas realizadas por el arca de Noe (una tienda alcalaína ubicada en Avd. República Argentina, 1) a quienes hemos de agradecer enormemente su paciencia y buen hacer.

 

 

Sorpresas

Ese sábado 8 de junio se celebraba la onomástica de la virgen del Rocío y coincidía, para más casualidad, con el cumpleaños de nuestra sobrinita Candela Rocío. Fue por ello por lo que improvisamos, y sonando la canción “Cumpleaños” de Parchís le llevamos una tarta de chucherías para que soplara la vela de los 5 años que cumplía. Todos los comensales de aquella mesa dieron buena cuenta de tan delicioso pastel.

 

 

Seguidamente mis cuñados anunciaron casi por sorpresa su enlace y nos hizo mucha ilusión saber que los próximos iban a ser ellos. Momento especialmente emotivo e inesperado para la familia del novio. Habían organizado ya muchas cosas pero habían mantenido el secreto hasta ese día. Fue motivo de enhorabuena y, como no podía ser de otra forma, le entregue el ramo de novia.¡Vivan los novios!

 

 

Los amigos de Carlos, por su parte, nos sorprendieron con un álbum muy artístico… Cada uno había hecho el honorable intento de caricaturizarnos. Los resultados y especialmente las dedicatorias son motivos de alguna que otra carcajada aún hoy día cuando lo volvemos a abrir.

 

 

Por la tarde apareció el mago y payaso Flojete Clown, cuya actuación no se perdió ninguno niño. Su trabajo fue donado a la asociación que lleva el mismo nombre y que colabora especialmente en la sonrisa de los niños que tienen que pasar largas temporadas en hospitales.

 

 

El coche

Un fantástico Audi A7 propiedad de nuestros amigos M&D. Nos recogió a la salida de la iglesia y nos llevó hasta la hacienda, ya en el término municipal de Alcaudete. Las abrazaderas estaban adornadas con lazos de rafia, panyculata, y en la luna delantera se colocó una cenefa trenzada de flores y hojas verdes. Un viaje de apenas un puñado de kilómetros en el que nos sentíamos como si flotáramos, sin que se pudiera desdibujar la sonrisa de nuestros rostros.

 

Escaparate para el recuerdo

A mediados de septiembre se nos ocurrió hacer un homenaje a la TrebolBoda, y mostramos nuestros trajes en uno de los escaparates Trebol. Recreamos la “boda” con las caricaturas, seating, fotos y demás atrezzo. Quedó como un museo. Todo eran buenos recuerdos, momentos imborrables, emociones y sensaciones inolvidables.

De esta manera también queríamos agradecer a todos su colaboración y su buen hacer. ¡Gracias por acompañarnos en ese día tan especial!

 

El capítulo anterior iba sobre la celebración en el convite, puedes leerlo aquí

Y en el siguiente capítulo (V) os escribo sobre los fotógrafos ¿A quién elegir?. Haz click para seguir leyendo aquí.