Los novios jienenses Alberto y Lucía se casaban el 18 de Abril de éste año pero el estado de alarma decretado el 14 de Marzo hizo que su boda se pospusiera unos pocos meses, al 1 de Agosto.

 

Ideando la sorpresa

Esto no impidió que sus amigos le prepararan una gran sorpresa para la tarde del 18 de Abril.

Todo comenzó cuando éstos crearon un grupo de whatshapp con más de treinta y cinco amigos, cuyo título fue “vídeo sorpresa falsa boda”. Aquí se propuso hacer un vídeo comunitario para los novios con el objetivo de decirles que pronto estarían de boda nuevamente y que no se preocuparan, que todo volvería a ser como siempre. Éste material se les entregaría a través de un pen drive que se enviaría por Correos.

A todos los amigos les pareció una idea muy interesante y se pusieron de momento a grabar los vídeos. Todos sacaron su lado más cómico y payasete, comenzando a parodiar momentos de bodas: que si te quedas dormido en misa, que si en la puerta de la iglesia con el paquete de arroz, que si en la copa de espera…

Risas y cachondeo no podían faltar en los sketches que cada uno “fabricaba” en casa con su ingenio y humor. Lo importante era que cuando los novios lo vieran se divirtieran. Incluyeron brindis y bailes porque en una boda no puede faltar eso.

 

Посмотреть эту публикацию в Instagram

 

Публикация от TREBOL MODA (@trebolmoda.alcalalareal)

Imaginación al poder

Alguien propuso que además del regalo del  vídeo casero,  “crear una boda falsa” a través de la plataforma Zoom el mismo día que tenían previsto casarse. Todos aceptaron ya que prometía ser una idea brillante. Uno de ellos se ofreció voluntario para ejercer de “sacerdote” y se encargó de preparar  “la misa” y el “altar”.

 

 

En los ensayos de zoom, que se venían haciendo desde días antes de la fecha señalada, se eligieron los padrinos cuyo cometido era contar una anécdota de cuando conocieron a los novios o alguna historia de su infancia.

Todo estaba listo. Llegó el 18 de Abril y los novios recibieron en su buzón un sobre con el pen drive y unas instrucciones que debían de seguir al pie de la letra.

 

 

A las 18:00 todos estaban conectados en Zoom. Empezaba la boda confinada. Los novios seguían las indicaciones:

Nada mas conectarse a zoom vieron a sus más de 35 amigos en pantalla ¡Sorpresa! No se lo esperaban. Les ordenaron conectar el pen drive en el televisor y darle al play. Así fue como comenzaron a ver el “trailer” que les habían preparado. Los amigos podían ver la cara que ponía la pareja en tiempo real mientras visionaban el montaje. Los novios, que rieron a carcajadas y se emocionaron a partes iguales agradecieron varias veces el detalle.

 

 

Boda Virtual

Instantes antes de que aquella película llegase a su fin, los amigos desconectaron sus pantallas para volver a aparecer, unos minutos después, vestidos con sus mejores galas. ¡Había que ir a una boda y no se podía estar en pijama!

Comenzó la “ceremonia virtual” y todo fue muy emotivo y diferente. Este fue uno de los textos más románticos que leyeron:

“Este tiempo encerrado nos esta gritando lo que es la vida. Es la bofetada que nos faltaba para darnos cuenta de lo que realmente importa, para darnos cuenta de lo que realmente significa vivir.

La vida es juntarnos, poder tocarnos, besarnos sin miedo,abrazarnos, poder ir la boda de tus mejores amigos.

La vida es como esa cerveza que paso de mano en mano y que todos disfrutamos o deberíamos aprender a disfrutar, como esa canción de la lista que todos conocemos y la cantamos y bailamos abrazados.

Por eso, cuando la vida vuelva, necesitaremos menos cosas.

Cuando la vida vuelva nos tiene que encontrar con una sonrisa en la boca, como la sonrisa que siempre lleva puesta Lucia, o la sonrisa que se le hizo a Alberto por dentro cuando se conocieron .

Cuando la vida vuelva, porque tiene que volver, nos verá guapos y elegantes, con un puñado de arroz en la mano y los brazos abiertos para acogeros como dos naranjas completas que han decidido compartir el resto de sus vidas”.

 

 

El momento de los anillos nunca lo olvidaran “¿Alguien tiene a mano unos risketos?” decía el cura.”En pleno estado de alarma con los poderes que me otorga el confinamiento: os declaro unidos en matrimonio”.

Aunque el momento cumbre fue sin duda  cuando se escuchó el “sí, quiero” de los novios y todos aplaudieron. El arroz fue sustituido por copas de cerveza y champagne para brindar por este “nuevo matrimonio“. Y por supuesto no faltó el beso.

¡Vivan los novios! –gritaban por los micrófonos.

 

…¿Y comieron perdices?

Sin duda una boda mágica y una lección de amor histórica y es que, aunque el confinamiento se interpuso en sus planes, dicha circunstancia no impidió que sus amigos se re-inventaran y les brindaran esta sorprendente boda que, aunque no era la que tenían planeada, seguro que no olvidarán nunca.

 

 

 Y la fiesta continuó en casa, porque el amor no caduca, ¡os abrazaréis y os besaréis el 1 de agosto 2020!

 

 

Pd. El que tiene un amigo tiene un tesoro.

 

A POSTERIORI:

……..Agradecimiento especial a todos los periodistas y prensa que se han hecho eco de la noticia:

La Contra de Jaén: ver noticia, hacer click aquí.

Hora Jaén: ver noticia, hacer click aquí.

Alcalá la Real Información: ver noticia, hacer click aquí

Diario Jaén: ver noticia, hacer click aquí.

Ideal Jaén: ver noticia, hacer click aquí.